sábado, 12 de enero de 2019

Con la brisa de tu nombre

La brisa me trae tu nombre, la brisa me trae tu regocijo; momentos de estar juntos, momentos de tocarte; y la brisa nos envuelve en su canción y los días de capullo en la mirada, en las facciones que cobijó el gusto, el querer de pulsar sentimiento... La brisa me trae tu nombre, la brisa me trae tu dicha; el sensible de tus labios enamorados..., el amanecer de amarnos. (Paisajes contigo)

Caudal chileno


M.


M.


viernes, 11 de enero de 2019

Al verdor de auroras


Arroyos de amor

Y aunque estás en la distancia: el arrebol de nuestro tú y yo, ¡gira tan hermoso, tan bella canción nacida de nuestro amor por todo el universo!

Olas de mujer


Plaza de amor

Por la plaza enamorada bajo el arco iris de los árboles con sus hojas romanceras, con sus hojas frescas. Vamos juntos de la mano, vamos a todo corazón. Te abrazo, te beso por la plaza enamorada, enamorada de nuestro andar, enamorada de nuestra flor; y la plaza es nuestra de otoño a primavera, de canción en canción, al calor de nuestros besos, al calor de nuestro amor.

F.


jueves, 10 de enero de 2019

miércoles, 9 de enero de 2019

Desierto florido - Atacama - Chile


Hola...

Hola... Un saludo en el silencio, un eco en el silencio gustando de ti... Instantes de conocerte..., instantes de cuando te veo... Y así prendido un murmullo de sutiles sensaciones, de flameantes cosas del sentimiento; y en el cristal, delicados colores de anhelos... ¡Hola...! Un hola del corazón con el sabor de tu armonía caminante; yendo, viniendo como dulce princesa luciendo un ramo enamorado en este sentir a cielo de amor por ti.

Brisa chilena


martes, 8 de enero de 2019

M.


Dulzuras de tu esencia

Y tomando tu mano me acerco a tu cara, me acerco a tu boca. Tu boca y mi boca en un bello y apasionado beso; y así suavemente deslizándote entre mis manos, deslizándote entre mis brazos; y beso tu cuello y el dulzor de tus mareas; una y otra vez; y te sigo amando a mariposas y linos, encantado en todo tu cuerpo, que voy llenando del querer, que me da tu misma silueta a cada beso, a cada dulzura ya en el áureo de tu vientre; y llegando a la cima de tus encantos: destellando delicias de tus pétalos, destellando ambrosías de tu esencia.

Ecos de Ralco


lunes, 7 de enero de 2019

Arroyos de amor

Verte de nuevo con el gusto de tu sonrisa, verte de nuevo en la claridad de palpitantes alas hacia un jardín de besos...

Reminiscencia de un valle

El techo de aquella casa del valle, brilla con sus ovejas, sus aves, su leña. El ondular de su blanco humo va meciendo sonrisas, tortillas de rescoldo y el velar de la familia; y el techo canta y canta el sol de su equinoccio, la brisa de su creciente y sus festivas mañanas. Yo aprecio desde el alto de una esquina del valle bajo el arco iris de tu semblante; y aprecio una ronda de niños, entre la casa y el río con el celeste de sus águilas, águilas de aquel alto del valle, aquel paraje en aquellos días... y hoy son eco y navegar de cuando el arco iris era tu aliento y yo en sus colores te amaba.