sábado, 18 de agosto de 2018

Ven...

Ven, ven esta noche y quédate conmigo. Te abrazaré en lumbrera de terciopelo; y enamorados en el serpentear de la noche, rozaremos las flores más bellas del encanto por todo el espacio, por todo el universo; y así contigo toda la noche, todas las noches; beso a beso, piel a piel; tú y yo enarbolados de caricias por la miel de nuestros labios; y serás mía y seré tuyo; seremos un amado volar nocturno del latir de nuestro idilio.

Horizontes


jueves, 16 de agosto de 2018

En floral de tus ecos

Mujer, linda mujer; fascinante en el abril de tus ojos, fascinante tu rostro, fascinante el estar contigo... Aunque a veces presume la niebla, aunque a veces un arduo pedernal por el camino; la brisa de tus mañanas, de tus noches de íntimas sedas: llega a mis brazos, a mis labios para besarnos, besarnos una y otra vez, besarnos miles de veces; sintiendo el perfume de tu serpentear, de tu corazón queriendo; y así yendo, recorriendo los espacios de ir ensueños en fascinante sensación del floral de tu piel, en fascinante sensación del amado floral de tus ecos.

Coyhaique, tulipanes (tulipa gesneriana)


Flor nativa del sur de Chile, Calafate (berberis microphylla)


Flor nativa del sur de Chile, Canelo (Drimys winteri)


Amanecer, Araucanía andina


Al verdor de auroras


miércoles, 15 de agosto de 2018

Oración a la asunción de la Virgen María (novena)

Oh, amadísima! Oh, Madre mía! Oh, Virgen María! a la que los ángeles subirían al Cielo con singular alegría. Oh María, pináculo de amor!. Oh, María! reina hoy en cada corazón, dándonos tu Inmaculado Corazón, como Reina del Cielo y la tierra que sos!. Oh, María, postrado ante Vos, sólo tuyo soy, como esclavo de amor. Amén.

lunes, 13 de agosto de 2018

Alas de azules versos

Alas de azules versos, me acerco a sus labios rojos. Alas de azules versos, su encendido fuego no es más que su piel inquieta; la deseo enormemente y no dejo de tomar sus cabellos y escurrir mi óleo en sus fogosas caderas. Alas de azules versos; ya el torbellino toca la cúspide en todas sus envolventes siluetas; y yo gustoso me elevo con ella, en tus alas de azules versos.

Ecos de Ralco