sábado, 21 de julio de 2018

Horizontes de invierno

Horizontes de invierno de lluvia y tormenta por la avenida fulgente, por la calle común, por la jungla de cemento; a racimos de quebranto, a racimo de cálidos momentos; y la lluvia invernal girante, girante de nieblas y armonías; mientras los tejados trinan su aldea de abrigos y fuegos. El invierno entona sus hielos, sus leños, sus grises carruajes, sus melancólicos huertos. Horizontes de invierno con granizos y nieve, en la montaña, en el valle, en el rotundo pueblo; marcando las horas, marcando los huesos; y encontrar el refugio, el solaz de tu venida; transcurriendo los días, transcurriendo los vientos entre rayos y nubes de horizontes de invierno.

jueves, 19 de julio de 2018

Ven...

Ven, ven esta noche y quédate conmigo. Te abrazaré en lumbrera de terciopelo; y enamorados en el serpentear de la noche, rozaremos las flores más bellas del encanto por todo el espacio, por todo el universo; y así contigo toda la noche, todas las noches; beso a beso, piel a piel; tú y yo enarbolados de caricias por la miel de nuestros labios; y serás mía y seré tuyo; seremos un amado volar nocturno del latir de nuestro idilio.

Princesa


miércoles, 18 de julio de 2018

En floral de tus ecos

Mujer, linda mujer; fascinante en el abril de tus ojos, fascinante tu rostro, fascinante el estar contigo... Aunque a veces presume la niebla, aunque a veces un arduo pedernal por el camino; la brisa de tus mañanas, de tus noches de íntimas sedas: llega a mis brazos, a mis labios para besarnos, besarnos una y otra vez, besarnos miles de veces; sintiendo el perfume de tu serpentear, de tu corazón queriendo; y así yendo, recorriendo los espacios de ir ensueños en fascinante sensación del floral de toda tu piel, en fascinate sensación del amado floral de tus ecos.

Ecos de Ralco


adruzer slideshare

lunes, 16 de julio de 2018

Novena a la Virgen del Carmen (oración por Chile)

Virgen del Carmen, María Santísima, Dios te escogió como Madre de su Hijo, del Señor Jesús que nos trae el amor y la paz. Madre de Chile, a Ti honraron los padres de la patria y los más valientes de la historia; desde los comienzos nos diste bendición. Hoy te confiamos lo que somos y tenemos; nuestros hogares, escuelas y oficinas; nuestras fábricas, estadios y rutas; el campo, las pampas, las minas y el mar. Protégenos de terremotos y guerras, sálvanos de la discordia; asiste a nuestros gobernantes; concede tu amparo a nuestros hombres de armas; enséñanos a conquistar el verdadero progreso, que es construir una nación de hermanos, donde cada uno tenga pan, respeto y alegría. Virgen del Carmen, Estrella de Chile, en la bandera presides nuestros días y en las noches tormentosas sabiamente alumbras el camino. Madre de la Iglesia, Tú recibes y nos entregas a Cristo; contigo nos ofrecemos a  Él, para que sobre Chile extienda lo y los brazos salvadores de su Cruz y la esperanza de su resurrección. Amén