sábado, 30 de junio de 2018

Rosal

Te vuelvo a ver en el esplendor de tu cuarto; sensual y romántica, fina y esbelta; y luces ¡tan bella! ¡tan espléndida mar de tus cabellos y pechos! Y encantado sintiendo el primor de tu silueta, el calor de tus besos; y fulgen estrellas, esbozando lo nuestro, esbozando el rosal del encuentro; y te sigo amando y te sigo queriendo en el esplendor del cuarto, en el dulzor íntimo, en el rosal de lo nuestro.

Al verdor de auroras

Cada árbol, cada tallo, cada verde suelo;diseminando soles, arroyos de luna y fauna amanecer; y mano a mano, siembra tras siembra a un nuevo horizonte:¡trinares caminos! ¡trinares nativos con sus alas y bosques, y arco iris de mar, glaciares y polos plenos al universo! Así la brisa del arrimo, así la miel del encuentro; abrazando los sueños, el albor de los pueblos, el alba de la Fuente, ¡la flor naturaleza de toda nuestra tierra!

viernes, 29 de junio de 2018

En el brillar de tus gemas

Derramado tu pelo entre mis dedos, derramado los brillos del amanecer sobre sus manantiales y los brillos de la noche por toda la esfera; encumbrando la mar de tus delicias, como el carmesí de tus labios abriendo sus alas y elevando el néctar de tus encantos; entonces el ondulado de tu cuerpo, me apasiona, me va llenando de ti con el perfume de tus ansias; vibrando más y más en la fineza de tus gemas; y te digo mi amor y te digo mi encanto; estrechándote en la llama de este querer, en la que maravillosamente te amo.

Pintura de Sonia Koch


Al verdor de auroras


martes, 26 de junio de 2018

Ven...

Ven, ven esta noche y quédate conmigo. Te abrazaré en lumbrera de terciopelo; y enamorados en el serpentear de la noche, rozaremos los jazmines del encanto por todo el espacio, por todo el universo; y así contigo toda la noche, todas las noches; beso a beso, piel a piel; tú y yo, enarbolados de caricias por la miel de nuestros labios; y serás mía, y seré tuyo; seremos un amado volar nocturno del latir de nuestro idilio.

Ecos de Ralco


domingo, 24 de junio de 2018

En floral de tus ecos

Mujer, linda mujer; fascinante en el abril de tus ojos, fascinante tu rostro, fascinante el estar contigo... Aunque a veces presume la niebla, aunque a veces un arduo pedernal por el camino; la brisa de tus mañanas, de tus noches de íntimas sedas: llega a mis brazos, a mis labios, para besarnos, besarnos una y otra vez, besarnos miles de veces; sintiendo el perfume de tu serpentear, de tu corazón queriendo; y así yendo, recorriendo los espacios de ir ensueños en fascinante sensación del floral de toda tu piel, del amado floral de tus ecos.

Cantares por Chile