lunes, 5 de noviembre de 2018

Rosal

Te vuelvo a ver en el esplendor del cuarto; sensual y romántica, fina y esbelta; y luces,¡tan bella! ¡tan espléndida mar de tus cabellos! y encantado sintiendo el primor de tu silueta, el calor de tus besos; y fulgen estrellas esbozando lo nuestro, esbozando el rosal del encuentro; y te sigo amando y te sigo queriendo en el esplendor del cuarto, enloqueciendo tu talle, enloqueciendo la noche en el esplendor íntimo del rosal de lo nuestro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario