sábado, 21 de octubre de 2017

Deseos

Deseo la miel de tu boca en mi boca. Hay flores en la mar de mis sueños que nacieron de tu nombre; y donde arrimo tus gemas y el cantar de tu silueta. El deseo permanente, el deseo que inhala tu arrebol y me enamora. Hay cisnes y senderos de ternura en la mar de mis sueños que nacieron de tu faz. ...y te veo caminar y correr hacia mí y yo hacia ti, en ardor amoroso de inefable mirada. ¡Oh, recital de tus cabellos entre mis dedos, en ardor amoroso de inefable mirada!¡Oh, recital de tus cabellos entre mis dedos; y blando tus labios en mis labios!¡Cuánto así quiero, cuánto así, te deseo...! Deseos, deseos de amarte con este mar de mis sueños, que es el reflejo del encanto tuyo; y que me lleva día a día a vivir por siempre en tu bahía. (Olas de mujer)
El bosque nativo desaparece en el curso de un alienante sistema... (Al verdor de auroras)

viernes, 20 de octubre de 2017

¡Canta la flor el paisaje de un encuentro! ¡Canta la flor luminosa el sabor de un te quiero! (Acordes de luna)

jueves, 19 de octubre de 2017

Verdores al cielo, verdores de auroras, verdores lejanos, verdores ensueños; y tierra a cielo: el bosque no quiere perder sus alas, como el mar sus corales; mientras gira la tierra gira, con su luz, con su albor de la Fuente del poema. (Al verdor de auroras)

miércoles, 18 de octubre de 2017

Morena la mar de tu creciente, que respiro entre los rayos de tus gemas. (Acordes de luna)

martes, 17 de octubre de 2017

Ecos de un minero

Despuntaba el mar de su carbón palpitante, como la pala de sus pupilas. El minero hacía luz, aquella tarde sombría. Contaba de sus hermanos, de sus retos infinitos; la fuerza de su juventud entre las sombras prendidas. Ya la faena sobre el mar, la extracción en su pique, a filo, a muerte; destacando con los soles de su vida. Un día de abril cerraron la fuente, cerraron totalmente la mina, el pan de sus auroras y aquellos fulgores simplemente se perdían... Se fue la dura piedra... el carbón de aquellos días... los arduos piques sin sus lunas, cimbraron tristes lejanías... En olas de otra tarde frente a los años de otro mar, he vuelto a encontrar los ecos de aquel minero y su lugar. El flamear de sus luchas, el flamear de sus pupilas, los hermanos que partieron con el carbón de sus vidas. (Ecos de Ralco)

lunes, 16 de octubre de 2017

1 Del océano Pacífico a Chile con sus azules voces... "Escucha Chile mi oleaje emocional, y ve mis largos brazos extendidos, te amo desde milenios bañando tus rincones preferidos. Tus vaivenes tengo en mis aguas y gran parte de tu sangre; escucha libre mis cantares y saborea a gusto mis manjares. Quizás en isla Mocha o en isla Madre de Dios hoy llegue más fuerte, y te diga en pescadores o en gaviotas profundas mis muelles predilectos. Cantan mis brazos extendidos a las orillas de tus amaneceres; y cantan y cantan mis olas frente a tus rojas caletas. Escucha Chile mi oleaje emocional en Coquimbo o en Valparaíso; y es que soy tu esplendor, el que baña tus regazos y labores, el que baña tus nublados y soles". (Cantares por Chile)

sábado, 14 de octubre de 2017

En el claro de tus ojos

Tomo tu pelo, el brillo de tus cabellos, y vuelvo a besarte, a verte hermosa. El sol que estremece los cristales, prendió una canción de nuestro idilio. Tomo tu pelo, beso tu cuello, tu cuerpo pleno ¡y más me gustas y más te quiero! Las notas del cuarto ahora oscureciendo elevan pasiones, el caudal de lo nuestro acariciándonos con los rayos que la tarde nos brindó; y ya en este nocturno somos la tarde y la misma noche hacia claro amanecer en el mismo claro de tus ojos e íntimo cielo. (Floral de tus encantos)

viernes, 13 de octubre de 2017

Tonos de amor

En esta noche de solemnes estrellas, mi sensible guitarra, sólo da tonos emocionados hacia ella. Ella, la dulce mujer de mis sueños, que si tan sólo esta noche de barca esperanza, pudiese tocarla con este hondo sentimiento; recorrería entonces en la suavidad del amor el encanto inquieto de su piel fresca, de su mirada etérea. La noche, esta noche con sus vehementes estrellas: va mi amor inmenso, van mis románticos versos. ¡Ven! ¡ven, amor mío a llenar este hemisferio, con tus magistrales rosas y tu aromático sello! ...quizás mañana sea entero este arpegio, y al anochecer junto a ella, besándola intensamente un gran amor sea cumplido bajo estas mismas estrellas. (Olas de mujer)

jueves, 12 de octubre de 2017

Versar de resplandores y sombras

... Ya pasado el atardecer y la noche, cuando se vislumbraban los primeros rayos del amanecer entre los árboles, se detuvieron un rato; instantes en que percibían una suave brisa que los envolvía por completo, y veían con gran asombro, la figura de una mujer, quien desde las alturas descendía hasta el cuerpo agónico de Millarelmo, y le acariciaba dulcemente su rostro; momento en que el joven, reconocía emocionadamente el bello rostro palpitante. Alzaba en el dolor, sus manos para tocarla, destellando a unísono la lucha y el reencuentro con los suyos; y ella con profundo sentimiento lo estrechaba entre sus brazos. Un abrazo del infinito, que resplandecía de paz hacia el azul eterno de la montaña, mucho más que todo el convulsionado oro girante a punta de llaga y opresión, bajo supuestos tutelares, venidos un día de una nebulosa corona. (extracto de Versar de resplandores y sombras, escrito incorporado íntegramente en la revista literaria de Malleco,01, Agrupación de escritores de Malleco, 2011)

martes, 10 de octubre de 2017

Tierra

Emerjo del surco bendito en espigas, en suaves vergeles; y te abrazo llena de tu nombre con el arco iris de mis plantas. Tu andar a flor de mi aroma:sendero historial de mis entrañas; y alcanzar un ayer del canelo, un ayer con el toqui libertario, y clamores de independencia, cabalgando por mis arterias. ¡Chile, fecundo Chile!¡Al horizonte flameando libre! En el horizonte un río solidario; y nacerán más flores y plácidos huertos, atendiendo mi verde alma para seguir entonces danzando al son de encumbrados copihues y a razón de igualitarias raíces. (Caudal chileno)

lunes, 9 de octubre de 2017

En la playa de tus besos

Me sumerjo en la playa de tus besos con los versos de tu nombre y todo el amor que siento por ti, querida mía; y te acaricio en el lenguaje que me da tu fresca e irresistible arena. ¡Qué luminosas flores de tus piernas y qué luminosas flores de tus caderas! estando cada vez más sumergido en este encanto embriagador, que me brinda amorosamente la playa de tus besos. (Olas de mujer)

domingo, 8 de octubre de 2017

Ven..., ven amor y caminemos libremente al solaz de un te quiero...

sábado, 7 de octubre de 2017

Cancionero de un río

El río va con sus amenos helechos y sus regocijados peces. Sus aguas llevan un sueño, un halo de montaña, un manto de volcanes. ¡Allá el martín pescador señala sus ramas; y el vendaval de sus tramos, va pintando las orillas de nuevos corazones! El río sigue su curso a su girante cielo; mientras transcurren abriles de techos y puentes. Henchido canta su fauna, su floresta, y en sus cristales danzan soles y estrellas con el latir de un ayer que abrió del serpentear un nuevo verdor, una dulce primavera... el aliento de sus ojos tiernos y la sonrisa de su alba. (Estelas)

viernes, 6 de octubre de 2017

Amanecida

Arrimo tu sonrisa y el horizonte en viaje de nueva amanecida con el jardín de tu talle. (Floral de tus encantos)

jueves, 5 de octubre de 2017

Soledades

Ya todos se van; y los castaños senderos buscan las últimas hojas del atardecer para enternecerse de lo que fueron sus rayos por años virginales. Ya todos se van. La marcha irreversible. Las caras que fueron en el ceremonial suelo, se han ido. Marcha, soledad maldita... El curso del señorial desviado; y foráneos metales clavados, de foráneas lenguas: dan rumbo a otra esfera, que jamás las cándidas venas de esta amada naturaleza, imaginaron ¡Jamás!!! (Ecos de Ralco)

miércoles, 4 de octubre de 2017

Al vuelo imperecedero de la paloma viajera, al cruento de la ballena perseguida, el rinoceronte abatido, el bucardo al infinito. (Al verdor de auroras)

martes, 3 de octubre de 2017

De viento y lluvia primaveral

El viento y la lluvia primaveral, me traen una guitarra de versos. Sus alas llevan la mar de una calle celeste con notas de sonrisas lejanas y portales de esperanza. La lluvia y el primaveral viento del desconcierto, ruedan ahora, salones de incertidumbre y voces del silencio; y pareciera perderme sin querer en sus nostálgicos ecos. El viento y la primaveral lluvia, ya sin fulgores en mi ventana, golpean mis horas con pétalos de hielo...

domingo, 1 de octubre de 2017

7 El anillo de alerces, sube al cielo limpio a cantar sus albas; y suben raulíes, coigues, araucarias, lengas, a cantar sus albas; mientras corre el pudú y el monito del monte. Libre vuela el chucao y salta la rana de darwin. El horizonte abraza el cúmulo valioso del bosque precioso; solemne verdor chileno. (Cantares por Chile)

Princesa

De todas las llamas floreciente en contemplación acústica: tú eres la más bonita. Eres tú, suave y tierna como siempre quise; mejillas de esencias amorosas; luna trigueña. Entre rondas de mariposas, bajo un arco de azucenas: tú eres la más hermosa e imprescindible, y te llamo princesa del festival de floresta, de mi sitio selecto. ¡Dancemos en el capullo de satisfacción luminosa! ¡princesa, mi princesa! Eres mi amor soñado, eres mi amor encantado. No te alejes más, no te pierdas en la montaña de nebulosas tormentas y quédate conmigo para que sigamos esta danza de miel, para que sigamos unidos. El amanecer ya nos sorprende en un solo aliento, en un mismo sentido y más te siento y más te beso ¡princesa! ¡mi amada princesa! (Cascada otoñal)

lunes, 25 de septiembre de 2017

Imágenes

Imágenes de Teillier a su Lunes en Calafell, imágenes de Juvencio a su Tratado del bosque. Voy recibiendo ecos de arcas siderales y voy descubriendo el clamor de un pueblo olvidado... Imágenes de Teócrito y Virgilio a sus églogas. ...las colinas de aquel poeta, no han muerto ¡viven en las imágenes de estas letras, que a esta hora cantan! Imágenes de miradores mágicos por una antigua ruta, que otro poeta en sus días versó; y suben ya hasta lo más alto, para caer en lluvia púrpura sobre el equinoccio de tu pecho. Imágenes de Verlaine a su Canción de otoño, imágenes de Eminescu a su Lucero. ¡Son imágenes que toco por este lírico camino, son imágenes de hermanos poetas y sus poemas, de todos los tiempos, a un horizonte sustancial y acogedor de amadas flores y flameantes sellos! (Horizontes)

Images

Images of Teillier his Mondays in Calafell, images of Juvencio his Treatise on the Forest, I am receiving echoes of sideral treasures and I am discovering the clamor of a forgotten people... Images of Theocrates and Virgil to his Eglogues... the hills of that poet have not died, they live on his letters, that at this hour sing! Images of magic viewpoints along an old route, that another poet in his days spoke; and they rise to the most high, to fall in purple rain over the equinox of your breast. Images of Verlaine to his Song of Autumn, images of Eminescu to his Morning Star. They are images of brother and poets, and their poems, Of all times, to an horizon substantial and warm of loving flowers and brilliant hallmarks! (poema incorporado en el libro, The rain s amber light: letters from Temuko. La luz ambarina de la lluvia: letras de Temuko, Carolyne Wright y Eugenia Toledo, 15 de abril, 2009, Seattle, Washington)

viernes, 22 de septiembre de 2017

Dulce primavera

Primavera en la sonrisa de un abrazo, primavera en el reciclar de oscuridades y en el brotar del familiar cerezo; emergiendo nuevos días con soles en canción de tu mirada y la mía; y así envueltos en el maravilloso floral por el simple camino con su aire dichoso; y dejar atrás un tronar de melancolías; y aunque persista la niebla de un abismo, el camino trae danzantes colores y golondrinas que aletean el brillo de entusiastas hojas llenas de amor. ¡Primavera, primavera! del libre correr de niños, de la mano del alto... y floreados valles y dulces jardines; y el beso en la distancia, o el estar muy juntos, acariciando las horas que brindan la estación contenta con su aroma enamorada y nuestro querer al universo.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

32 Hacia Ti, querido Jesucristo, con odas de alerces y canelos, a sol de mesa campesina y cristalinas vertientes. Hacia Ti, con voces y guitarras de techo isleño y del pueblo. Hermanos sureños y nortinos en el eco de tus pasos, diciendo a corazones: "Padre Nuestro". (A Jesucristo)

sábado, 16 de septiembre de 2017

Flamear de la bandera

Flamea la roca ígnea con sus aguas nativas hacia la esbelta mar. Flamea la bandera en azul de alboradas y silencios; y llanos hogares con su pan de encuentro. Flamea el vigor del artesano, el organillero; ¡y rojo altivo de Galvarino, Freire y doña Javiera! Flamea al viento con el isleño, el profesor, el estudiante, el obrero y una ramada a flor de cueca con empanadas del querer campesino. Huella tras huella, paso tras paso a sal del camino: horizonte y raíces flameando libre en el alto chileno. Un largo pueblo a cielo, mar y cordillera, un largo tricolor latiendo por calles y campos desde Arica a la Antártica ¡y allá también hermosa en el extranjero! (Brisa chilena)

jueves, 14 de septiembre de 2017

1 La noche gira de azules, azules de esplendor caminante... Caminos de luna al viento de raíces y una encantada playa del asir de tu talle. Va, así un andar por esta luna creciente y una barca de guirnaldas con tu nombre y el mío; y ola tras ola, más allá de estaciones, más allá del cemento; siguiendo muy juntos hacia luna llena. Caminos de luna, sendero, luciérnagas y una trémula calle desgarrando el nocturno entre metales y silencios... Luna triste, sin llama de regazo y desvanecidos sueños... Gira la mar de su menguante y gira un ramo de fiesta, al viento de nuevos caminos, al viento de valles y pueblos. Luna amorosa esencia; arrimando corazones y un estelar isleño; mientras la barca alza el solaz y el sutil titila las delicias de tu seda; entonces te beso más y más en el viento ¡el viento de nuestro amor, el viento de nuestra noche, con el que intenso te abrazo, ya en esta playa dorada a cielo de luna nueva! (Acordes de luna)

miércoles, 13 de septiembre de 2017

De ferroviarias hojas

Ahora, que llegan a mi otoño, éstas ferroviarias hojas; estrecho el historial de rieles con el vendaval de trenes y aureolas memorables, que impregnaron allí sus retos, sus lazos de cielo y el rosal de sus fuegos. (Flamear obrero)

lunes, 11 de septiembre de 2017

Un abrazo de oración solidaria, a todos los países y hermanos afectados por el reciente huracán...

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Reciclando desechos y construyendo armonías... (Al verdor de auroras)

martes, 5 de septiembre de 2017

Laderas de Pangue

Laderas de Pangue, me envuelven tus ecos soleados y turbios de nombradas décadas. Versos y contra versos con iconos de nubes y suelos, desde Las Vegas de Ralco, frágiles y frondosos senderos, desde Las Vegas de Ralco, tempestuosas madrugadas, corceles y atuendos. Me alcanza ahora el sinuoso aliento de Vilcuncura, Quiñelon; y el solaz del puente La Veta; declamando el soñar de esplendores prendidos ayer en el horizonte. ¡Vibra así el caudal nativo, las siluetas del Callaquén, las alegres alas y las luminarias del encuentro! Laderas de Pangue ¡que permanezca hondo todo este aliento! para seguir soñando con tus magistrales ecos, que encienden el amor, las primaverales mejillas y el manto arrullador de las madres cordilleras. (Ecos de Ralco)

sábado, 2 de septiembre de 2017

Canción de tu mirada

Lentamente tu mirada ha ido llenando mis pasos; y aunque te veo en la distancia, tu brisa prende en mis senderos, maravillosamente tu rostro y el versar de tu pelo. Te diría tantas cosas, o solo rozaría tu silueta como lo hacen los arroyos al celeste de sus montañas. Desde esta solitaria esquina, no tengo más que el esplendor de tu ser, e ilusiones de mis brazos, que van a tus mañanas, diciendo te quiero; y pasan las horas sintiéndote ya conmigo, la tarde embellecida en ti termina... Todo esto gira en mis pasos, y pareciera muy cerca, todo esto pareciera volar y perderse en el infinito... sin embargo en cada brisa, en cada tramo, se alza más tu imagen, que ondula y me envuelve en amorosa fantasía, amoroso palpitar el que siento así estrechar, oyendo hondo el cantar, que me irradia tu mirada. (Olas de mujer)

viernes, 1 de septiembre de 2017

A maderas de un carpintero

Allá va el carpintero, de regreso a su hogar, a su amada luna, a sus amados pámpanos. Allá va con la tarde sinuosa y la caudal geometría que pulsaron sus manos. Huincha, serrucho, martillo y escuadra; retumban al salado firmamento. Por la mundanal vereda, acariciando proyectos, llanos deseos, desde el nacer de sus marcos y el primaveral de sus aleros: va aquel carpintero, a madera de sonrisas, de tristezas; y tarde a tarde, detrás del aserrín de sus horas, la ciudad pareciera dibujar, su largo trecho caminante y el aire pasional de sus emblemas. (Flamear obrero)

jueves, 31 de agosto de 2017

Bajo un mismo cielo, una misma tierra que el hombre ha lacerado... (Al verdor de auroras)

miércoles, 30 de agosto de 2017

La luna va por el desierto con un manojo de ilusiones... (Acordes de luna)

martes, 29 de agosto de 2017

Sinfonía de un amor ensueño

Tu rostro era el azul más encantador de aquellos fronterizos días; fascinado te veía entre sombras y cabalgantes líneas acariciando tenerte. Era un juego, ¡un funesto juego! en que venías tiernamente y luego te ibas en sonrisas del querer. Una bella y tormentosa sinfonía. Valles latentes que podrían ser navegando con la ternura de tus pupilas y los soles de tus encantos al viento de mis manos; entonces, se impregnaba otra tarde contigo, y luego llegaba la enamorada noche empapando nuestros cuerpos hacia una hermosa danza, una danza que nunca fue... sino el querer de alocados lirios abriéndose maravillados al universo. Los mismos que ahora parecieran relumbrar en el arroyo de estas insondables lejanías, y donde vuelve a brillar tu rostro en la azulada sinfonía, abrazándote por última vez en su marco viajero, desde aquel juego que prendió sus lunas al encuentro, y los lirios que emergieron de mi corazón ensueño palpitando quererte. (Olas de mujer)

lunes, 28 de agosto de 2017

Lluvias y vientos, revestidos de chimeneas del "progreso"... (Al verdor de auroras)

sábado, 26 de agosto de 2017

El ondulado cristal girando del hechizo de tus montañas. (Acordes de luna)

viernes, 25 de agosto de 2017

23 Cantares de lugares pequeños, de grandes sueños, donde vive gente sencilla compartiendo los tiempos: Caleta San Pedro, Cullinco; mar adentro, tierra adentro, a manojo de gaviotas, de trigo, en las mañanas de siempre, una chica y un muchacho, enamorándose al viento. Una cazuela de ave con pebre y sopaipillas, bajo techo de campo, cercano al río Quillen. Giran robles, giran lloicas; y allá, Hueima, El Huachi, El Malito, en cantares de ríos, cordilleras, ganados, siembras. Cantares y soñares de lugares pequeños en indumentaria fraterna, acariciando las vertientes sinceras: ¡la vida! (Cantares por Chile)

jueves, 24 de agosto de 2017

miércoles, 23 de agosto de 2017

A tu lado

Cuando la brisa trae el frescor de tus párpados, de tu linda cara: se abre un florido horizonte en el que tú y yo libremente nos amamos. Cuando la lluvia toca los cristales de tu calle, y la ciudad se pierde contigo en el ensueño: excelso es el perfume del palpitar a tu lado. ¡La brisa y la lluvia son un canto de amor contigo! Al ver tus ojos, al decir lo que siento: surge el andar a tu corazón, a tu vida, con esta canción de brisa y lluvia selecta, abrazando los bellos momentos de nuestra alborada entrega. (Floral de tus encantos)

martes, 22 de agosto de 2017

Tu ventana es con el viento, el viento llena tu ventana. El claro amor que ayer palpitaste, vuelve a latir, vuelve a tu aroma, vuelve a tus brazos. (Acordes de luna)

lunes, 21 de agosto de 2017

El mundo despunta, el final de su ciclo... mareas humanas y del medio ambiente, teñidas del caos... (notas de aldea)

domingo, 20 de agosto de 2017

Palpitar andino

Allá en la cordillera, venido de Sierra Nevada, conocí tu alma ígnea y tu pecho volcánico; espacio de águilas lejanas, quebradas y ríos implacables. Es la historia de sangre abrupta en la niñez de nieve intrépida y el acerado tren del sustento por el túnel Las Raíces el más sudado, el más andino de América. ¡Cordillera, cordillera de roqueríos inmensos, rugido de pumas y empinados chivos, esplendor de copihues y araucarias, parte de este Chile querido. ¡Cómo lucha su gente y palpitan Captrén y Gualletué, también la Princesa y el Indio; y los cráteres de los volcanes! Animado llevo tu paisaje y aquellos andares familiares; cordillera de la mano divina de frescor saludable, vas dichosa y reluciente por mis venas emocionales. (del texto, Cascada otoñal)

sábado, 19 de agosto de 2017

En tu aliento

En el palpitar de tus ardientes gotas, temblando tus prendas; estoy yendo por tus veredas; y alcanzando las sedosas camelias en nave de terciopelo. Vuela tu aliento, estoy en tu aliento. Mujer, mujer por tus húmedas veredas, susurras siluetas de algodones que aspiran más; y así la escala sinuosa continúa. Vuela tu aliento, estoy en tu aliento. Tus montes se han colmado de miel; y tras cada yema de tu sugestivo talle, me dice tu aliento: volver y volver. (Olas de mujer)

viernes, 18 de agosto de 2017

Otra vez la podredumbre de "iluminados"... (notas de aldea)

jueves, 17 de agosto de 2017

La tierra se calienta y desequilibra del nebuloso de industrias... del enmarañado mercado global... y el desprecio humano... (Al verdor de auroras)

miércoles, 16 de agosto de 2017

Calle tras calle, población a población: una guitarra de sal con cuerdas de luna obrera. Una guitarra de sal con cuerdas de Víctor Jara. (del texto, Acordes de luna)

lunes, 14 de agosto de 2017

9 Y abrazo el vivificante verdor de tus mañanas, con el trinar de tus pájaros, las sombras de tus ramas y las mágicas lunas en tus madrigueras; ¡Biobío! ¡Biobío! diamante pewenche; y azules titilantes de trascendentales contiendas. No me canso de contemplar los ajuares de tus laderas ni la fulgurante blancura de tu cordillera. ¡Cuántas emociones encendidas por la vorágine de tus afluentes! y en ello me estremezco hasta tocar la mujer de mis sueños. ¡Sí, esencial Biobío! ella en el inefable paisaje de tu belleza ¡toda una llama de flor! ¡toda un poema de amor! Recibo feliz de tus manos el ancestral perfume de Liucura y Lepoy; y el encanto de Santa Bárbara y Santa Juana. Tiemblan las rocas de tus cascadas, resumiendo el cantar de sus aguas, tiemblan las rocas de tus cascadas, haciéndome sentir más con mi amada; y así vuelvo a bañarme con tus espumas y valles; y así enamorado en este concierto: vuelvo al éxtasis; y a ti mi amor, vuelvo a besarte. (del texto, Cantares por Chile)

sábado, 12 de agosto de 2017

El bosque nativo desaparece en el curso de un alienante sistema... (Al verdor de auroras)

Desde la puerta de las rosas

Te llamo desde la puerta de las rosas para besar tu boca. Tomaré cada una de tus lunas en las sedas de noviembre y las pondré en mi cuarto. Te llamo desde la puerta de las rosas, para derretir los hielos de mi ventana gris. ¡Cuánta pasión hay en mis brazos para darte! Te llamo desde la puerta de las rosas, para decirte que te amo. ( del texto, Olas de mujer)

jueves, 10 de agosto de 2017

Tenor obrero

A sol, a luna, agitados andares, sencillos obreros con el tenor de sus ganas, pero, ¿a cuánto alcanzan sus pasos, tras la diaria selva; y frente al dorado océano de los potentados...? Emerge un corcel de iniquidades, que arrastra también el manto junto al portal de sus llamas; entonces, golpean encendidos vuelos entre los extremos: los entregados sudores con la razón de sus techos, los entregados sudores intentando un sindicato; y así ¡cuántas voces! ¿cuántos senderos e ilusiones?! Obreros latinos, obreros africanos, obreros del mundo; soñando el contrato, un mejor salario, soñando el jardín por el que luchan sus manos. (del texto, Flamear obrero)
Te abrazo bajo la clara lluvia de esta noche en tu recuerdo... (del texto, Acordes de luna)

Tarde de invierno

Es tarde de invierno de lluvia y viento, y siento tu rostro en mi ventana. Ayer cayeron las hojas a pedazos secos y hoy con la tierra espero el verde iluminado para tocarte en la hierba. Llueve tu nombre con alas de crisantemos. Mañana te veré y quedaremos abrazados por siempre en la palabra amor. Danzaremos, cantaremos; no imaginas ¡cuánto te quiero! La lluvia son gotas de nuestros labios enamorados. El arroyo va al estero y con la tierra te espero en el verde iluminado. Es tarde de invierno, y mi mente da en el juego de tu pelo suelto y tu cintura en mis manos. Todo pasa a través de mi ventana en esta tarde de invierno de lluvia y viento.

Juntos

Cada pétalo de tu mirada es un rayo de alegría, cada pétalo de tu mirada es un tierno verso. Caminamos, sonreímos, avanzamos de la mano por una calle cualquiera, en una tarde de un día cualquiera. Tan sólo de la mano con un manantial de pétalos que esbozan el querer de caminar juntos. (del texto, Floral de tus encantos)

Brisa

Siente amado Chile las cristalinas notas de mis velos; refrescando atenta tus faenas y el libre caminar hogareño. Los años, los siglos, ¡rojo indómito: ajuar de mis lunas por tus valles, por los crisoles perennes de tu suelo! Cuando Mariluán, Carrera, Caupolicán. Cuando Rodriguez, O"higgins, Freire; o en el robusto mar: Prat, Condell; y hasta el último marinero; y al hoy jardín de tus ciudades hacia un diáfano cielo. Soy tu brisa encantada: mejillas de Petorca, Silkirk, pupilas de Palena, Visviri; fulgurantes en mis sedas; y soy con tu bandera a todo desierto, a todos los hielos; y en manantiales púrpura de madre, escalando el futuro patrio de tu simiente, desde el común tejido amoroso, desde el arduo tejido de sus techos. (del texto, Caudal chileno)

miércoles, 9 de agosto de 2017

16 Tras el melodioso cristal en que ha esta hora parecieran pincelarse los años, cuando a viento y manzanos, iba más allá de los parcelados campos, tocado en siluetas queridas, que rondaban en sonrisas; y habían guitarras con flecos y almendras de convivencias; pero con el pasar de los años, lentamente se fueron desvaneciendo, quedando sólo en las arcas del recuerdo con los serpenteantes senderos. Aquello se fue para siempre: los ventanales de luna, las acacias y el litoral de mariposas. Todo aquello se fue sin decir nada; y ahora es ayer, permaneciendo sólo tu esplendoroso Torrente; y es que "cielos y tierra,pasan,pero Tú, y tus palabras, jamás". (del texto, A Jesucristo)

martes, 8 de agosto de 2017

Sones de mi guitarra

Guitarra: cristalina mañana al primor de tus ojos, a un mirador de cordillera. ¡Guitarra, oro guitarra! en la brisa de un pescador a su luna mar, fraguando esperanzas del navegar de su alma; y la caleta rojiza abrazando las redes de sus sales. ¡Linda guitarra! cuerda a cuerda, subiendo el fervor de un pueblo: los rayos de sus calles y la lluvia de sus huertos; y allí cantando tus besos y el dulzor de tu cara. ¡Guitarra al viento amada! al compartir de campesina molienda y desgarrada en un paño de heridos caminantes. Dorado ya el trigal y su carreta, y flameando los arroyos de la flor con que te canto de norte a sur estos sones... ¡Voy a tierra y mar contigo, a tierra y mar de lo divino y a comunes sendas de lo humano! (del texto, Estelas)

lunes, 7 de agosto de 2017

Rebosa el manto de plata entre las almendras de tus labios. (del texto, Acordes de luna)

Contraposiciones

Los sofismas del mercado, doblando cielos jornaleros, doblando miradas de manantiales serenos; y caminar tortuosos vientos, bajo la flema de un arrollador esquema. Se enmaraña el espacio humano entre cegadores rayos, quedando a merced de escabrosos ruedos. ¡Ah, cristales del desconcierto, hiriendo humildes mesas y trizando sus escasas yemas! ¡Ah, vara de estadísticas del "progreso"...! mientras la tarde vuelve a plañir más párpados caídos en pedregales extremos...; y brillan y brillan guirnaldas del plástico lisonjero de los módulos globales del tiempo; sumiendo llanezas, clavando inocencias del vendaval ilusionado entre metales y cementos; desvaneciendo tonos de libre alameda, desvaneciendo arcos de abriles amenos. ( del texto, Flamear obrero)
Una suma tóxica sobre tierra y agua de gente sencilla. Una suma de basura, destinada por "relevantes"... (notas de aldea)

domingo, 6 de agosto de 2017

Día universal del niño: ... y el niño desaparecido, hambriento,abandonado, burlado, abusado, asesinado... (Notas de aldea)

sábado, 5 de agosto de 2017

Alas de azules versos

Alas de azules versos, me acerco a sus labios rojos, alas de azules versos, su encendido fuego, no es más que su piel inquieta; la deseo enormemente y no dejo de tomar sus cabellos, y escurrir mi óleo en sus fogosas caderas. Alas de azules versos; ya el torbellino toca la cúspide en todas sus envolventes siluetas, y yo me elevo con ella en tus alas de azules versos. (del texto, Olas de mujer)
La parsimonia del relativismo reinante... gira en quebrantados rostros migrante y alteraciones de la tierra... (Notas de aldea)

lunes, 31 de julio de 2017

Cordillera

Ondular de ígneas rocas en alpacas y flamencos; y aleteando Isluga, Las Vicuñas, Lauca, en el memorial de mis alturas. Vuela el cóndor asiduo de araucarias, quebradas luces pétreas; y laten hondo mis albos pétalos de sempiternos caminantes; añoranzas del huemul y el respirar de alerces. Bajan y bajan las aguas de mi pecho, estrechando amaneceres y el estelar de mis laderas. ¡Chile lindo! a brote de escuela, y un sonreír entre mis ramas. Vuelvo a renacer tus pasos y tonadas del querer, que dieron miel entre mis brazos y ya son eco en mis volcanes. (del texto, Caudal chileno)

jueves, 27 de julio de 2017

Notas de aldea

Una flor del silencio, lleva un paisaje de niños en días de acogida... y un compás de mujeres del latir de sus amores... y fotos y bellos recuerdos de sonrisas lejanas... como Erica Hagan y tantas féminas muertas... Una flor del silencio, lleva el aroma de sus huellas con los pétalos de los suyos, destellando corazones, hacia un jardín del eterno...

lunes, 24 de julio de 2017

Sueño de amor

Los árboles de estos momentos provienen de un sueño, de un sueño de amor, ayer en la fuente: ...y niños y ancianos en dulzor familiar; y las madrigueras del buen soldado, abrazando el sentir del huérfano y la viuda. Los caudales de bondades e inocencias, encontrándose felices en el río vivificante del amor... Vuelan y vuelan golondrinas a tus puentes con todas sus alegres mañanas. Las lluvias y el aire de la ternura, exclamando el triunfo inmenso del amor, sobre el odio y la violencia; y todos iguales en el amor, compartiendo en gran mesa, un himno de paz eterna, más tu mano y mi mano en la dicha humana y floresta por el fraternal mundo nuevo. (del texto, HORIZONTES)

viernes, 21 de julio de 2017

Versos de la mar

Los versos de la mar traen hermosa tu mirada, tus ojos en mis ojos y el solaz de tu arena. La mar es un fragmento de nuestro andar ya lejano; y sin embargo en cada uno de sus versos, vuelvo a tocar tus mejillas con alas de espuma blanca diciendo te quiero. (del texto, ESTELAS)

jueves, 20 de julio de 2017

Arrimos

...ahora, a nuevo sol, el pincelar de estas horas, va llenando este alado romance con la cordillera de Nahuelbuta y la piedra del águila, más vergeles de Angol y altos de Collipulli. ¡Altos en monumental viaducto y todos los puentes con su paisaje inmenso; realzando Malleco y toda Esperanza hacia la Paz fecunda en el surcar diverso! ¡A sal de equinoccio, de solsticio, como sea: paso a paso, estimando a la tierra y el manantial igualitario de plural convivencia! (del texto, ARRIMOS)

miércoles, 19 de julio de 2017

Cantares por Chile

16 Soy la luna que ama tus aires; y en este noche de gozo te canto: "acariciando tus noches abiertas; y paseando por tus románticos valles, huelo el aroma del Elqui y bebo el néctar del Maule. Me acompañan estrellas y luceros potenciales para cubrir mejor tus pueblos y tus excelsos manantiales. ¡Oh, Chile! a veces, me quedo en tus calles, a veces, me quedo en tus altares; y en un tiempo de cordillera a mar, me vuelvo sencillamente a enamorar. He alumbrado tus guerreros como Galvarino y Carrera; y tus cabalgatas innumerables desde Arica a Punta Arenas; y he deleitado tus parajes y tus hilvanes pasionales; estremeciéndome en tu historia en las noches de tu alma". (del texto, CANTARES POR CHILE)

lunes, 17 de julio de 2017

Cascada otoñal

Cascada otoñal, fragancia emotiva, arrullo y despertar ameno. Hoy puedo alcanzar ases del claro resonando en tus lechos. Cascada otoñal; horizonte emocional hacia mi mesa; me dejo llevar por tus coros castaños más tus cálidas felpas. Esbozan tardes pasionales ¡mis anhelos! ¡mis poemas! ¡Cascada otoñal! ¡armoniosa cascada otoñal! tus estelas nutrientes transforman arenas; y me arrimo en tus ajuares y entra a mi ser tu néctar. (del texto, CASCADA OTOÑAL)

domingo, 16 de julio de 2017

En tu aroma

Estrechando tu aroma, la suavidad de tu cuerpo; alados girasoles del goce de tus caderas, alados girasoles del solaz de tus sábanas, de tu pelo; y tu aroma más sinuosa recorriendo; y digo tu nombre, lo mucho que te quiero hacia el amanecer impregnado de tus delicias; haciendo más etérea la llama de este ramo, que respiro apasionado del manjar de tus besos. (del texto, FLORAL DE TUS ENCANTOS)

Al verdor de auroras

Cada árbol, cada tallo, cada verde suelo; diseminando soles, arroyos de luna y fauna amanecer; y mano a mano, siembra tras siembra a un nuevo horizonte: ¡trinares caminos, trinares nativos con sus alas y bosques, y arco iris de mar, glaciares y polos plenos al universo! Así la brisa del arrimo, así la miel del encuentro; abrazando los sueños, el albor de los pueblos, el alba de la Fuente ¡la flor naturaleza de toda nuestra tierra! (Al verdor de auroras)
La mar nocturna temblante, temblante fulgor de un corazón de niños... (del texto, Acordes de luna)

miércoles, 12 de julio de 2017

Corazones

Girantes telas en el paisaje de bordadoras estampando sus notas y lirios tras el ventanal de su fuente; y en el turgente marco doméstico: asesoras del hogar y dueñas de casa, encaminando lluvias de arreboles y tormentas para alcanzar amaneceres de fecunda espiga y portales del céfiro a corazón entero, como tejedoras en sus aspas con el carmesí íntimo y costureras hilvanando sueños, hilvanando un querer, hilvanando progreso;y así en las venas de su amor con sabores y pétalos, palpitantes cielos y finezas de fuerza, de llama perenne. (del texto, FLAMEAR OBRERO)

martes, 11 de julio de 2017

Ausencias

Disentimiento en Quepuca, disentimiento en Lepoy; ancestros y colosos en monumental disyuntiva, ancestros y colosos ante el vital torrente. ...se pierden águilas en el espacio, se pierde el rebaño con su pastor; y las cumbres pincelan ausencias de los que un día fueron en la cuna de sus hemisferios. (del texto, ECOS DE RALCO)

lunes, 10 de julio de 2017

Cuando el viento

Cuando el viento te toque esta tarde, seré yo el que te ame y acariciando tu piel y tu pelo, serán besos del amor profundo, que siento por ti... (del texto, OLAS DE MUJER)

jueves, 6 de julio de 2017